Primeros Auxilios





LUXACIÓN:



Una luxación es la separación permanente de las dos partes de una articulación, es decir, se produce cuando se aplica una fuerza extrema sobre un ligamento produciendo la separación de los extremos de dos huesos conectados.A diferencia del esguince, no vuelve a su posición normal.
El hombro es la articulación más propensa a las luxaciones.


Para diagnosticar una luxación es necesario realizar:
· radiografía
· resonancias magnéticas

Tratamiento:
-Frío.
-Elevar la extremidad.
-Inmovilización sin colocar ninguna férula hasta que no se haya reducido la luxación.
-Traslado.



CONTUSIONES:

Las contusiones son las lesiones que se producen por un golpe o un impacto sobre la piel, pero sin que esta llegue a romperse. La gravedad suele estar relacionada con el órgano lesionado (hígado, pulmón, riñón, cerebro) y con el aplastamiento que dicha contusión produzca.Se clasifican (médicamente) en distintos grados, que son:-Contusión simple: es el grado mínimo que solo provoca un enrojecimiento de la piel, sin mayores complicaciones. Por ejemplo una bofetada.-Primer grado o equimosis: en ella se produce la rotura de pequeños vasos que da lugar a acúmulos de sangre (cardenal) que se sitúan en la dermis.-Segundo grado o hematoma: la sangre se acumula en mayor cantidad en el tejido celular subcutáneo (chichón).-Tercer grado: al cabo de un tiempo los tejidos profundos de la piel mueren por falta de aporte nutritivo.En general es más sencillo clasificarlas en leves o graves, atendiendo a la profundidad del tejido que esté afectado.Leves y gravesLas contusiones leves son aquellas en las que la afectación es superficial. Se reconocen por el enrojecimiento de la zona contusionada o por la aparición del típico "cardenal" al romperse los vasos sanguíneos pequeños. Los síntomas son dolor de intensidad variable ya que depende de la parte del cuerpo donde se produce la contusión y, a veces, inflamación de la zona.En las contusiones graves aparece el hematoma, o acumulo de sangre líquida, producido por la rotura de vasos sanguíneos de mayor calibre. Estas pueden afectar a músculos, nervios, huesos, etc. Los síntomas que se producen son dolor que puede ser muy intenso, inflamación evidente y posible impotencia funcional o aumento intenso del dolor ante la movilidad.
Aplicaremos frío local mediante compresas de agua fría o hielo (envuelto en un paño o bolsa para que no toque directamente la piel).También podemos aplicar antiinflamatorios locales y pomadas que favorezcan la reabsorción de la sangre acumulada.Si afecta a una extremidad debemos elevarla y dejarla en reposo. Es importante recordar que si la lesión se produce en un brazo quitaremos los anillos, relojes, brazaletes y pulseras porque la inflamación puede hacer que luego sean más difíciles de retirar.
Cuándo ir al hospital
Ante una contusión grave inmovilizaremos la zona y llevaremos al herido a un centro hospitalario para valorar por personal facultativo la posible presencia de lesiones internas importantes que pueden pasar desapercibidas.Debe evacuarse a la víctima rápidamente a un centro hospitalario si la contusión ha afectado al tórax y el accidentado escupe sangre por la boca. Lo mismo haremos en una contusión en la cabeza con pérdida del conocimiento, alteración de la conciencia o pérdida de memoria.Y, ¿qué es lo que no debemos hacer? No presionaremos, pincharemos, ni reventaremos los hematomas.Y, para terminar, es importante señalar que, si tenemos dudas sobre la gravedad, actuaremos como si se tratara de una lesión grave.



TRAUMATISMOS CRANEALES:
El traumatismo cerebral, también llamado lesión cerebral adquirida o simplemente lesión o trauma cerebral, ocurre cuando un trauma repentino causa daño al cerebro. El daño puede ser focal—limitado a una sola área del cerebro—o involucrar a más de un área del cerebro. El traumatismo cerebral puede resultar de una “lesión cerrada de cabeza”* o una “lesión penetrante de la cabeza.” Una lesión cerrada ocurre cuando la cabeza se golpea fuerte y repentinamente contra un objeto pero el objeto no penetra en el cráneo. Una lesión penetrante ocurre cuando un objeto perfora el cráneo y penetra en el tejido cerebral.

Tratamiento:
-Mantenerlos acostados, vigilados y abrigados, con la cabeza baja y vuelta hacia un lado.
-Traslado al hospital de la misma forma que a los fracturados de columna vertebral.

Radio